viernes, 17 de agosto de 2007

contaminacion del aire (definicion)






Podemos definir entonces a la contaminación del aire como la presencia de sustancias que normalmente no componen la atmósfera de nuestro planeta. La atmósfera terrestre (la parte del planeta formada de gases y que llamamos aire) se compone de un 78% de nitrógeno, 20% de oxígeno y el resto formado de otros gases en pequeñas cantidades, como vapor de agua, dióxido de carbono, hidrógeno, helio y algunos gases nobles. Cualquier sustancia que no forme parte de los elementos gaseosos normales del aire se llama contaminante. Hay muchos tipos de contaminantes del aire: humo, polvo, cenizas, polen, diversos gases y otras sustancias. Muchos de ellos provienen de fuentes extrañas al ser humano y sus actividades, pues siempre han existido en la atmósfera: en el suelo, en las plantas y animales, etcétera.

La naturaleza maneja fácilmente sus propias formas de contaminación ambiental. Los contaminantes más pesados, gracias a la acción de la fuerza de gravedad, se separan pronto del aire. La lluvia, uno de los "dispositivos anticontaminantes" más efectivos de la naturaleza, limpia la atmósfera de polvo y otras impurezas. Las partículas más finas y los gases pueden quedar suspendidos indefinidamente, diseminándose lentamente por toda la atmósfera.

Diversos ciclos naturales contribuyen a mantener el equilibrio químico de la atmósfera. Por ejemplo, los animales y las plantas absorben el oxígeno del aire y liberan dióxido de carbono. Las plantas absorben dióxido de carbono y exhalan vapor de agua y oxígeno. EL vapor de agua sube desde la superficie de mares, ríos, lagos y presas. Los volcanes, los incendios y tormentas de tierra proporcionan al aire vapor de agua, dióxido de carbono y polvo.

Muchas de las diversas actividades humanas amenazan seriamente este sistema natural de control y equilibrio. Los grandes incineradores, las chimeneas de las fábricas, automóviles y aviones descargan contaminantes en el aire a velocidad creciente. Muchos científicos tienen una visión pesimista y prevén un desastre ecológico de alcance planetario. Un resultado esperado de la creciente contaminación podría ser un cambio climático que tienda hacia un calentamiento del globo terráqueo, fundiendo las masas de hielo en los casquetes polares, elevando el nivel de los mares e inundando en consecuencia grandes extensiones de tierra.
Algo parecido está sucediendo ya; los efectos se pueden apreciar en el aumento de la frecuencia y en la fuerza del embate de tormentas y huracanes, así como en el incremento en la temperatura promedio del océano y la continua elevación del nivel del dióxido de carbono en la atmósfera (que actúa como gas invernadero, es decir, contribuye al calentamiento de la atmósfera al absorber ciertos rayos solares).

3 comentarios:

Eduardo Castillo dijo...

que el aire se contamina por la basura , las industrias , las fabricas , los carros , etc.

Eduardo Castillo dijo...

que el aire se contamina por la basura , las industrias , las fabricas , los carros , etc.

Eduardo Castillo dijo...

que el aire se contamina por la basura , las industrias , las fabricas , los carros , etc.